En el país existe un debilitamiento del Estado y “los malosos” han penetrado Guerrero a partir de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, dijo el senador, Alejandro Encinas.

Este sábado, el legislador presentó la ponencia La ruta hacia un nuevo Constituyente para México, en el auditorio de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Ante los asistentes, dijo que en la población no sólo existe miedo, sino que hay un “debilitamiento del Estado y descomposición” en el país.

“Ahora estamos subordinados a los poderes fácticos que no solamente son las televisoras o grupos económicos; también son los malosos, y los malosos han penetrado Guerrero con lo de Ayotzinapa, que es una vergüenza que se mantenga en la misma situación”, añadió.

Calificó la presencia del Ejército en Guerrero como “absolutamente inconstitucional”, pues los militares están para defender la soberanía de un pueblo, la integridad territorial y la estabilidad de las instituciones mexicanas.

“No para hacer las tareas que les corresponde, en materia de seguridad pública, a la autoridad civil”, expresó.

Para las autoridades civiles, dijo, es “muy cómodo” llamar al Ejército en lugar de asumir sus responsabilidades; “todas sus respuestas están en las fuerzas armadas”.

La gravedad de la situación amerita el apoyo de las fuerzas armadas, reconoció, pero insistió en que las autoridades deben estar trabajando para “construir las capacidades institucionales de la sociedad civil, para que el Ejército regrese a los cuarteles”.

En el acto, reprochó que el Senado haya otorgado a los militares realizar cateos domiciliarios e intervenir comunicaciones, lo que señaló como inconstitucional.

“No sólo el domicilio de particulares sino que les permite allanar el poder legislativo y presentar civiles ante la autoridad”, alertó.

Refirió el Artículo 129 constitucional, que señala que, en tiempos de paz, el Ejército deberá estar en sus cuarteles.

“El Ejército en ningún momento puede intervenir frente a la población civil; las fuerzas están impedidas para allanar tu domicilio”, expuso.

Entrevistado al término, opinó que la persecución y enfrentamiento entre un grupo armado y policías federales el domingo pasado, en la zona turística de Acapulco, es el resultado de “que tan graves están las cosas” en el país.

“Es lamentable, y más en la vía pública. El impacto negativo que tiene a nivel local e internacional con la imagen de nuestro país. Lamentablemente, es el síntoma de la gravedad de las cosas”, dijo.

Al evento se tenía prevista una ponencia de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, sin embargo no se presentó.

También participó el senador e integrante de la iniciativa Por México Hoy, Félix Hernández Gamundi quien expuso durante la conferencia Reflexiones sobre la coyuntura política de México.

A la ponencia asistieron militantes perredistas como el jefe de asesores del alcalde de Acapulco, Alberto Lopez Rosas; el director de Sedesol, Víctor Aguirre Alcaide; el dirigente municipal del PRD, Isaias Arellano Maldonado; y el fundador del partido, Salvador Zacarias, así como el activista, Eloy Cisneros Guillén y la consejera estatal de cultura, Blanca Reina Aguirre.